sábado, 13 de febrero de 2016

TupperSex

“A finales del año 2011, en una conversación con una galerista madrileña muy relacionada con la obra gráfica, le comenté la idea de realizar una exposición relacionada con el TupperSex. La idea le pareció original y divertida pero no tenía muy claro ver las paredes de su espacio “lleno de consoladores y bolas chinas”. Este rechazo inicial sirvió para darme cuenta de que este proyecto no debía ser un mero compendio gráfico de productos u objetos eróticos, que para eso ya estaban los catálogos de las distribuidoras. Este proyecto debía ofrecer una visión distinta de los objetos y de las situaciones relacionadas con ellos, con el toque pop-irónico que caracteriza mi obra.

Dos años más tarde le comenté lo ocurrido a la galerista Lola Ventós, remarcando la evolución que había tenido el proyecto desde la negativa inicial. Me dijo que ella si se atrevería con el proyecto, que le parecía muy atractivo y que, bien planificado, podía tener una repercusión importante. A partir de ese momento TuppeSex empezó a tomar forma, planteándose las ideas básicas para su estructuración y empezando con la gestación de las primeras obras.

Como decía al principio, TupperSex no debía ser un catálogo gráfico, en los catálogos lo que se ofrece son los objetos no las fotografías que los representan, por ello TupperSex debía ofrecer también objetos, soportes diferentes al papel. Por este motivo,esta exposición la conforman objetos de madera, metálicos, impresiones en aluminio y telas, cerámica y también obras en papel, pero con un toque tridimensional que las acerca un poco más al objeto.

La exposición está estructurada en siete apartados, diferenciados tanto por la temática como por su técnica creativa. GoodVibrations es una de las series del planteamiento inicial, son cuatro obras realizadas mediante dibujo digital e impresas sobre plancha de dibond (aluminio) de 120 x 60 cms., de las que se han editado cinco ejemplares de cada una. En ellas se representan elementos conocidos (Torre Agbar, Cohete, tabla de surf, etc.) a modo de vibrador,intentando dar un reconocimiento de icono pop a esos elementos.Kamison (en cebuano* significa lencería) es una serie que mezcla el objeto con la fotografía, en unos casos utilizando técnicas fotográficas antiguas como la cianotipia y en otros utilizando el negativo como elemento principal, visionado a través de un negatoscopio radiológico. Son piezas únicas al igual que lo son las que componen las serie Voyeur, cuatro piezas diferenciadas, dos de ellas basadas en la interpretación de una viñeta de cómic al más puro estilo porno-mexicano. En una de ellas, Ventana indiscreta(2015), queda enmarcado tras la discreción de una persiana veneciana que deja pasar, en parte,  la escena, bajo el resplandor rojo de un fluorescente encendido. La segunda pieza, Sex (Enjoy) (2015) deja a la luz la escena, enmascarada entre exclamaciones y textos explícitos. Las otras dos piezas que componen esta serie son dos“capillas eróticas” en las que el visionado interior se realiza a través de una mirilla, lo que genera una visión distinta de su interior.Erotic Pop Galleryes otra de las series iniciales, en ella se ha intentado dar un toque más pop a determinadas obras maestras de la pintura con marcado contenido sexual. Estas obras se han impreso sobre lienzo y se ha realizado una pequeña edición de 3 ejemplares.Sexrámicaes mi primera incursión en el mundo de la cerámica. Son ocho piezas distintas, de las que también se ha realizado una edición de 3 ejemplares de cada una. En cinco de ellas quedan reflejados 5 elementos característicos de los catálogos de TupperSex y en las tres restantes 3 visiones parciales de otras obras de la exposición. La serie Erótica Tridimensional se compone de cuatro obras impresas sobre papel en diversas capas, dándoles una sensación volumétrica que, como decía, le da un carácter más de objeto que de obra impresa. Por último una pequeña instalación dedicada a San Condón, con dos obra Reliquias (2015) y Adoración (2015), estas piezas son las que, durante algo más de un año, han sufrido más transformaciones hasta quedar definidas como se presentan en esta exposición.

Podría decir que TupperSex es uno de los proyectos más consolidados de mi trayectoria artística. Desde su gestación inicial ha sido un proyecto vivo, que ha ido sufriendo modificaciones constantes hasta el último momento, para conformar la exposición actual, y con el que he podido experimentar con nuevas técnicas y materiales.”
 

 
 



 


No hay comentarios:

Publicar un comentario